Páginas

sábado, 15 de febrero de 2014

Limpiando en el refrigerador

Hola a todos espero se encuentren disfrutando de un bonito fin de semana. Aquí en la casita de la esquina estamos realizando algunas tareas que ya habíamos aplazado lo suficiente y ya me estaban molestando. Una de ellas limpiar el refrigerador.

Verán mi refrigerador tiene muy buen tamaño y por lo mismo no me preocupo mucho del almacenamiento de los alimentos pero me es muy fácil llenarlo de cosas que al final termino tirando (muy mal hábito de mi parte debo admitir). Juzguen por ustedes mismos lo que les comento.




   

Asqueroso lo sé por este motivo y aprovechando que el lunes comenzamos un nuevo régimen alimenticio además que este fin iremos por la despensa me decidí a ponerme manos a la obra depurando y organizando el refrigerador.

Comencé sacando cuanta bolsa, paquete y alimento se encontrara dentro del refrigerador para iniciar con el área despejada.



Wow en las fotos anteriores me doy cuenta que si tengo muchas cosas.

Después de vaciar el refrigerador por dentro, comencé a limpiar las superficies y los cajones dentro del refrigerador.




Al sacar todo, me ayudo a decidir como quería organizar por dentro y a hacer un inventario de lo que ya tengo y no necesitaré comprar en mi próxima ida por la despensa. 

Al momento de reintroducir todo me iba cuestionando cuánto usaba esa fruta, verdura o producto y donde me era más práctico tenerlo para el evitar no volver a verlo y en un futuro tirarlo porque nunca lo use.

Al terminar el refrigerador se ve así. En la repisa superior deje un refractario con lechuga y espinacas lavadas, desinfectadas y cortadas, ya que las usó mucho en ensaladas y licuados y de esta manera me es más fácil tomarlas.


 En la segunda repisa coloqué las frutas en un contenedor para su rápida visualización y en otro refractario puse medio melón y piña cortadas, también para sólo servir en un plato y degustar.


 En la tercera  puse cosas ya empacadas o ya preparadas y en la última repisa puse las bebidas, como lo es el jugo, leche y concentrado de jamaica (aquí tomamos mucha).


 En el primer cajón van los quesos, embutidos y carnes a descongelar. En el segundo cajón están las verduras rojas, amarillas y  las naranjas.

 En el último cajón están la mayoría de las verduras sin bolsas para evitar que me hagan mucho espacio y que me quiten visibilidad de que es lo que tengo.


Al hacer la limpieza y depuración del refrigerador me quite un peso de encima y siento que tengo más control para el momento de preparar algún alimento ya que se con que cuento y en donde está todo sin andar buscando en montañas de bolsas y comida.

¿Cuáles son sus proyectos de fin de semana? ¿Alguna limpieza previa a la primavera? ¿Cada cuanto limpian su refrigerador o cuando fue la última vez que lo hicieron? Los leo en los comentarios.

lunes, 3 de febrero de 2014

Noche de galletas

Como la mayoría de los que trabajan hoy tuvimos un día libre, gracias a Dios por estos descansos. Y aprovechando que tenía la tarde-noche libre me puse a cocinar algo diferente pero muy sabroso para consentirnos un poco, galletas de nuez o como muchos las conocen galletas de novia.

Realmente es una receta muy sencilla y el resultado es grandioso. Y son de mis galletas favoritas

Ingredientes:
1 taza de nuez
1 taza de harina
1/4 taza de azúcar
1/4 cucharada de canela en polvo
1/8 cucharada de sal
1 Pqt de mantequilla a temperatura ambiente (más o menos 20 gramos)
Azúcar glass para empanizar las galletas

Instrucciones:
Picas o mueles la nuez muy fina ( yo lo hice en licuadora) una vez hecho esto combinas con la harina, azúcar, canela y sal incorporando los ingredientes con una espátula de madera; al finalizar se agrega la mantequilla y se empieza a manipular con las manos hasta quedar una masa homogénea que no se pega en los dedos. 

Ponemos a calentar el horno a 160 grados Celsius y mientras se calienta con la masa comenzamos a formar bolitas de un tamaño aproximado de 2-3 cms y las ponemos sobre una charola para galletas; al terminar de formar las bolitas metemos la charla al horno por aproximadamente 12-30 minutos (dependiendo del tamaño de las bolitas) la idea es que se cocinen por los lados (tomarán un color café claro).



 Cuando estén listas sacamos y ponemos sobre una parrilla para que se enfrien.


Ya frías las cubrimos con el azúcar glass.


Quedando unas hermosas y sabrosas galletas para disfrutar.




Ya les había comentado que eran muy fácil de hacer y a los niños les encantaran además también les pueden ayudar en su elaboración. ¿Se animan a integrarlas? ¿Cuáles son sus galletas favoritas? ¿Qué hacen durante las tardes libres? Los leo en los comentarios.