Páginas

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Lady llegó a casa

Lady es una perrita que tiene unos 7 meses y es una perrita mixta; llegó a casa de mi mamá aproximadamente unos 2 meses atrás, fue ahí cuando todo cambio para todos, he aquí la historia.



Lady llegó casi como cualquier perrito de la calle, toda desnutrida, sedienta, sucia y con garrapatas. Mi mamá comenzó a hacerse cargo de Lady dándole agua y alimento y al hablar con Roberto decidimos que la íbamos a adoptar porque mi mamá no podía hacerse cargo de ella por mucho tiempo ya que además tiene dos perros más y carece de espacio.

El problema es que se acercaban nuestras vacaciones y estábamos teniendo conflictos en donde íbamos a dejar a Percy y si agregábamos a un perrito más definitivamente íbamos a tener muchos más problemas, por lo tanto decidimos esperar hasta regresar de las vacaciones para llevarla a casa y mientras mi mamá nos haría el favor de cuidarla.

Cuando decidimos quedárnosla comenzamos a prepararla para el momento en que fuera a casa empezamos a llevarle croquetas de las que come Percy para que no fuera inconveniente y tener que comprar dos tipos de croqueta, también la llevamos al veterinario ya que necesitaba recibir sus vacunas y que le hicieran una exploración completa para determinar si estaba sana u ocupaba tratamiento especial, gracias a Dios la perrita estaba sana, le dimos un gran baño, y por último la esterilizamos. Al final de este proceso de preparación Lady estaba lista para llegar a lo que sería su nueva casa.

En el camino a casa
Al llegar a su nueva casa, Lady tuvo que ser presentada y aceptada por Percy, para que nadie tuviera problemas en el futuro. Para presentarlos, Roberto sacó a Percy del perímetro de la casa y lo llevó a un lugar neutro, después bajé a Lady del carro y comenzamos a acércanos a ellos, al hacer esto Percy comenzó a agitarse y Lady empezó a gruñir, así que Roberto tomó a Percy y se fueron a caminar por unos momentos; eso lo seguimos haciendo hasta que los dos perros estuvieran calmados y relajados, cuando cambio su estado mental a relajados los pudimos acercar para que se olieran y presentaran, después fuimos a dar una caminata corta con ellos hasta que los metimos al perímetro de la casa. Este proceso nos llevó unos 40 minutos pero desde entonces no hemos tenido problemas de pleitos o gruñidos por parte de ninguno de los dos y ahora son muy amigos.


Planeando alguna travesura
Desde que Lady está en casa toda la dinámica de la misma cambio, ya que un perrito siempre es una responsabilidad y ahora ya tenemos dos, así que a los dos les tenemos que prestar atención y como Lady es una cachorra aún también debemos poner límites y reglas para que sea una convivencia sana para todos, no voy a mentir y a decir que todo ha sido miel sobre hojuelas pero la verdad no me arrepiento de que hayamos tomado la decisión de adoptarla porque ahora todos estamos más contentos, Lady y Percy se hacen compañía, además juntos cuidan mejor la casa y cada unos de los dos nos entrega su amor incondicional :) así como nosotros a ellos.

Les quise compartir la historia de Lady porque creo que a todos los involucrados nos cambió la vida, especialmente a ella, porque ahora tiene una familia y un hogar, pero todavía hay muchos perritos en las calles que necesitan de un hogar y si podemos ayudar, eso sería fantástico. Y hay muchas maneras de ayudar como ejemplo está el no comprar a nuestras mascotas sino adoptarlas, informándonos con respecto a la esterilización,  y tomar conciencia de lo que implica el gran compromiso que significa tener un animalito antes de tomar la decisión de tener uno, ya que muchos de estos perros o gatos que se encuentran en la calle, son porque sus dueños anteriores no tuvieron esto en cuenta y terminaron tirándolos o abandonándolos. Así que hoy les presentó la historia feliz de Lady y ojalá algunos de ustedes puedan crear otra historia feliz.






Espero les haya gustado la historia de Lady, los leo en los comentarios

lunes, 10 de noviembre de 2014

Protegiendo a la enredadera

Hace casi un año plantamos nuestro jardín, lo pueden encontrar aquí, a un lado de la casa y una enredadera por la parte de enfrente.


Pero nos vimos en la necesidad de buscar una manera de protegerla ya que desde que Percy no pasa su tiempo dentro de casa, y con las altas temperaturas que tuvimos en verano, éste buscaba una sombra y un lugar fresco donde recostarse (cosa normal en los perros), por lo tanto escarbaba a un lado de esta enredadera y terminaba lastimándola, ya que al escarbar llegaba a sus raíces y las sacaba.

Para resguardarla, Roberto decidió usar un barrote 4" X 2" X 8', unos pedazos de nuestro cerco anterior y algunos clavos. Con el barrote sólo corto dos pedazos más o menos a la misma medida y estos dos los enterró, uno en la esquina derecha y otro en la esquina izquierda; estos dos barrotes sirven como soporte para clavar los pedazos de cerco, que corto a la altura deseada (ventaja que Percy no es muy alto), los pedazos los clavó uno a la derecha y el otro por enfrente y aquí pueden ver como resultó todo.




Este proyecto fué sencillo de realizar y no requieres tanto material además para nosotros fue reciclaje ya que teníamos todo en la casita porque sobro de otro al cambiar el cerco de nuestra casa. Y ha cumplido su cometido ya que desde que tiene esta barrera Percy no se ha acercado a esta planta permitiéndole crecer mucho más.



Me encanta cómo se ve esta planta y el poco cuidado que requiere, sólo hay que asegurarse que tenga agua suficiente y crece de a un ritmo extraordinario además una planta siempre le aporta mucha más vida a un lugar.

Este proyecto está ligado en:
Up to Date Interiors


¿Ustedes como protegen a sus plantas? ¿Sus perros se acercan a ellas? ¿Hicieron algún cambio en el verano? Los leo en los comentarios