Páginas

sábado, 4 de enero de 2014

Otro sink

Hace unos días navegando por Internet encontré una idea que me pareció genial para darle otro aire a mi cocina sin invertir mucho pero que hace una gran diferencia y esto es cubrir el tercer orificio del sink.

Para aquellos que no sepan cuál es me refiero al que queda sobrando si no instalas una manguera o un dispensador de jabón. En mi caso sólo tengo una llave sencilla y este orificio lo cubría con una tapa de un galón de jugo, como lo pueden ver en las siguientes fotos.




Nada bonito, por lo tanto en un viaje que hicimos a una ferretería cercana compramos la tapa.



Simplemente quitamos el tapón, colocamos la tapa en su lugar y giramos el dispositivo que tiene para ajustarse; así que por la módica cantidad de $10 pesos ya tenemos otro sink.





Sencillo, ¿no? ¿Qué les pareció? ¿Qué mejoras han hecho con una poca cantidad de dinero y esfuerzo?  Los leo en los comentarios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario