Páginas

lunes, 16 de febrero de 2015

Verdoso pero sabroso

Como muchos de ustedes en ocasiones apenas si tengo tiempo de hacer un desayuno en forma y últimamente estaba peor que nunca en ese aspecto, haciendo sufrir a mi cuerpo mal desayunando o lo que es peor sin desayunar nada.

Por lo tanto desde hace un par de días estoy intentando retomar mis buenos hábitos en cuanto a mi alimentación y quise aprovechar para iniciar este fin de semana.

Aproveche lo que tenía en mi refrigerador y me hice un smoothie que aparte de sencillo, estaba delicioso, lo único malo es que se acabó muy rápido.

Ingredientes:
1 manzana verde
1 kiwie
1 puño de espinacas
1/2 cda de miel de abeja
300 ml de agua.




La preparación es muy sencilla, se lava y se parte la manzana en cubos medianos (con cáscara), se pela el kiwie y se corta en cuatro partes, se lava la espinaca, todo esto se pone en la licuadora junto con el agua y la miel. Y se pone a licuar por unos minutos hasta que este todo incorporado, para hacerlo más nutritivo se le puede agregar chía o linaza.



Hay personas que comentan no les gustan las cosas verdes, pero no dejen que el color los engañe sabe riquísimo además de ser muy nutritivo, así que les recomiendo que le den una oportunidad, no se arrepentirán.

¿Qué les pareció? ¿Tienen alguna receta nueva de smoothie, qué me recomienden? Los leo en los comentarios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario